jueves, 24 de septiembre de 2009

La danza oriental terapéutica y los chakras

La Danza del vientre posee una dimensión terapéutica muy importante a nivel físico, mental y energético. Hoy quiero explicar los beneficios a nivel energético.
Los Chakras son centros de concentración de energía. En nuestro cuerpo tenemos 21 chakras menores y 7 mayores, además de muchísimos canales energéticos. La danza actúa en todo el cuerpo y por lo tanto en todos ellos. Al estimular los chakras mueve una energía que puede curar.

Cuando bailamos con la cadera y la pelvis se desbloquean y liberan el primero y el segundo de los chakras principales.
El primero está situado en la base de columna. Tiene como elemento la Tierra y su color es el rojo. Con el comprendemos la dimensión física. Esta relacionado con la seguridad y el deseo de vivir. Es la sede de la Kundalini. A nivel físico representa las glándulas suprarrenales y rige los riñones y la columna vertebral.
El segundo esta localizado en los órganos sexuales. Tiene el elemento Agua y su color es el naranja. Está relacionado con las emociones y el fluir. También contiene la sexualidad y la creatividad. Está situado el inconsciente colectivo. A nivel físico rige los órganos sexuales.
Cuando bailamos con el pecho, los hombros, la espalda y los brazos se desbloquean el tercer y cuarto chakras.
El tercero esta situado en el plexo solar. Tiene el elemento Fuego y su color es el amarillo. Representa el poder personal y la voluntad. Es como una cámara de compensación de las cuestiones emocionales y de la energía personal. A nivel físico representa el páncreas y rige el hígado, el bazo, el estómago, la vesícula biliar y aspectos del sistema nervioso.
El cuarto está en el centro del pecho. Su elemento es el Aire y su color es el verde. Es el centro mediante el cual sentimos el amor. Donde reside la capacidad para dar y recibir amor. A nivel físico representa el timo y gobierna el corazón, la sangre y el sistema circulatorio. Influye en los sistemas inmunológico y endocrino.
Cuando bailamos con el cuello y la cabeza desbloqueamos y abrimos el quinto, sexto y séptimo chakra.
El quinto está situado en la garganta. Tiene como elemento el Eter y su color es el azul. Es el centro de expresión, comunicación y juicio, es el puente o conexión entre la razón y el corazón. A nivel físico representa la glándula tiroides y rige los pulmones, las cuerdas vocales, el aparato bronquial y el metabolismo.
El sexto está localizado en el centro de la frente, conocido como tercer ojo. Su color es el índigo –combinación de rojo y azul-. Rige la mente, la intuición y la naturaleza espiritual. A nivel físico representa la glándula pituitaria y gobierna el cerebro inferior y el sistema nervioso, los oídos, la nariz y el ojo izquierdo –el ojo de la personalidad-.
El séptimo es el chakra corona, situado en la parte superior de la cabeza. Su color es el violeta o blanco –la combinación de todos los colores-. A través de este chakra se alcanza la conexión y la integración con Dios. A nivel físico representa la glándula pineal y rige el cerebro superior y el ojo derecho

En la danza oriental baila todo nuestro cuerpo, por ello se desbloquean nuestros chakras y la energía fluye libre, liberando nuestra mente y a menudo curando nuestros problemas no sólo emocionales sino físicos.
.

5 comentarios:

terra dijo...

Hola, es cierto que la danza sirve para estar mejor. Yo lo que no sabía es lo de los chakras. En mi caso os puedo contar que cuando murió mi madre, la tristeza me superó y estaba sin ganas de nada, me puse una canción de Celia Cruz, "Yo Sobreviviré" es una versión suya, como podéis suponer con la marcha que tenía esta mujer me dió un subidón tan grande, que me puse a bailar por toda la casa y en ese mismo momento tuve ganas de salir a la calle y estar con la gente. Desde ese día esa canción la he hecho mia y es mi amuleto. Y por descontado que estoy mejor desde que bailo la danza del vientre, a todas mis amistades lo recomiendo.

Lakshmi dijo...

Terra, Gracias por compartir esta experiencia con nosotras.
Somos energía, con la danza movemos energía estancada, la armonizamos y junto con las endorfinas que fabricamos al bailar suceden cosas como la que tu nos cuentas.

Zubel dijo...

Molt interessant la reflexió. De debó és que quan ballo em sento millor...i segur que té a veure en que desbloquejo molts centres energètics que es van carregant durant el dia.
En la mesura que vaig adentrant-me a totes les tècniques, descobreixo la importància de la energia.

Petons

PD: Terra, a mi me pasó algo parecido con la canción de Bebe, "Ella", cuando pasé por un periodo muy dificil de acoso laboral.

Terra dijo...

Hola Zubel, si que es de debò que quan ballem ens sentim molt millor. Personalment des que estic aprenent a ballar amb la danza del ventre i sortim a ballar em sento com "la reina del baile" i em carregue molt les piles.

Petons

Zubel dijo...

Hola Terra!

La veritat és que amb la dansa, totes ens carreguem les piles.

Petons